Arranca la 4º Campaña Sonrisas Dulces de Migueláñez en favor de la Fundación Síndrome de West

-    Migueláñez donará 5 céntimos de euro por la venta de la “carterita solidaria”, uno de sus productos más vendidos, y otros 5 céntimos por entrar en la web www.sonrisasdulces.com y ver el “spot solidario” de la campaña

-    La Fundación Síndrome de West destinará los fondos recaudados a financiar sus múltiples labores de formación, ayuda física y económica para los afectados por el Síndrome de West.

-    La campaña pretende concienciar a la población sobre la importancia de apoyar a las personas que padecen esta enfermedad y a sus familiares, frecuentemente ignorados y excluidos socialmente.

Microsite web

Migueláñez, empresa española líder en el sector de los dulces y la confitería, ha presentado su Campaña solidaria Sonrisas Dulces, que, por cuarto año consecutivo, recaudará fondos a través de la venta de un producto solidario y la “viralización” de un spot en Internet. Desde octubre de 2013 y hasta el 6 de enero de 2014 pondrá a la venta la “carterita solidaria”, similar a las tradicionales carteritas (el producto más vendido de la marca) pero con la particularidad de que 5 céntimos de su importe se destinarán a la Fundación Síndrome de West, que presta servicio a los niños afectados por esta dolencia, también denominada “de los espasmos infantiles”.

Al margen de la donación por la venta del producto, Migueláñez sumará otros 5 céntimos de euro por cada click en el spot solidario alojado en el microsite www.sonrisasdulces.com. El objetivo del spot es concienciar a la sociedad sobre la importancia de apoyar a las personas que padecen el Síndrome de West y a sus familiares,  que sufren la incomprensión de una sociedad que “ni siquiera sabe que están ahí”.

La “carterita solidaria” contiene 150 grs. de jellies (tradicionalmente conocidas como gominolas) en forma de corazón de la “Línea 0” de Migueláñez, la más vendida de la marca. En la solapa superior, sobre fondo blanco, se encuentra un gran corazón de color rojo con el logo de Migueláñez y la leyenda “Sonrisas Dulces” acompañado por el lema de la campaña “Unidos contra la epilepsia infantil”; el logo de la Fundación Síndrome de West; una paloma azul que indica el donativo de 5 céntimos que se realiza con la compra del producto; y una llamada a visitar la web www.sonrisasdulces.com y colaborar económicamente con el click.

Este producto es apto para personas con intolerancia al gluten y al huevo, no tiene colorantes artificiales, ni grasa, ni lactosa, y contiene un 10 % de zumo de frutas.

La concienciación social, fundamental para ayudar a las familias

La campaña se complementa con un spot protagonizado por Fernando, un niño con Síndrome de West, y su padre. Ambos pasean por entornos urbanos (parques, supermercados, cines, etc.) totalmente vacíos. De esta forma se pretende mostrar la soledad y el vacío que pueden llegar a sentir las familias que tienen un niño con Síndrome de West y lo importante que es apoyarles y ayudarles.

El spot se puede ver en la web www.sonrisasdulces.com, y se puede acceder a él en Internet, desde todas las redes sociales y dispositivos: correo electrónico, Facebook, Twitter, Tuenti, Google+, plataformas de vídeo online, Whatsapp, etc. Cuantas más personas visiten la web y vean el spot, mayor será el importe de la donación final de Migueláñez a la Fundación Síndrome de West.

El Síndrome de West se denomina también “de los espasmos infantiles”, una enfermedad rara que pertenece al grupo de “encefalopatías epilépticas catastróficas”. En general, los niños que sufren esta patología tienen mal pronóstico, ya que muchos de ellos presentan crisis no controladas, retraso mental y/o físico, convirtiéndoles en grandes dependientes. Por ello, uno de los padres suele tener que abandonar su actividad laboral para hacerse cargo de su hijo. Además, los afectados apenas gozan de ayudas públicas específicas.

Mario Migueláñez, director general de la marca, ha declarado que confía plenamente en la buena marcha de la 4ª campaña Sonrisas Dulces, “respaldada por el éxito y buena acogida de las tres campañas anteriores”. “La Fundación Síndrome de West” -continúa- “está formada por familias que son auténticos modelos de entereza y lucha ante las adversidades. Trabajar con ellos está siendo muy inspirador. Creo que su causa no va a dejar indiferente a nadie y que su aislamiento social es una injusticia”.

Por su parte, Nuria Pombo, presidenta de la Fundación Síndrome de West, se mostró muy agradecida por el apoyo de Migueláñez: “El Síndrome de West es una enfermedad muy compleja que requiere muchas atenciones. Nuestra lista de terapias para los niños West es amplísima y nuestro campo de actuación también. Por ello, agradecemos tanto la ayuda de Migueláñez, ya que estamos convencidos de que, con la buena marcha de las ediciones anteriores, la 4ª campaña Sonrisas Dulces va a ser algo más que una contribución económica (que nos va a venir muy bien); está planteada como una gran acción de concienciación social que va abrir los ojos a muchos. Estoy segura”.

Cuatro años de “Sonrisas Dulces”

Con el fin de institucionalizar las diferentes campañas puntuales que Migueláñez venía realizando a lo largo de los años, en 2010 la empresa organizó la I Campaña Sonrisas Dulces, que abarca el último trimestre del año, hasta el 6 de enero del año siguiente. Se trata de una acción solidaria en favor de una fundación, asociación u ONG distinta cada año. El objetivo de la campaña es doble: por una parte la recaudación de fondos para la entidad beneficiaria; y por otra, la concienciación social sobre el área de acción a la que se dedica la organización seleccionada. Desde 2010 los beneficiarios de la campaña han sido la Fundación Theodora, la Fundación Carmen Pardo-Valcarce y la Asociación Pablo Ugarte (APU). La campaña Sonrisas Dulces ha recibido hasta el momento varios premios, entre ellos, el Premio Áster Marketing y Valores (ESIC) o el premio “Gran Empresa” de la Fundación Corresponsables.

ACERCA DE MIGUELÁÑEZ “GENTE DULCE"
Migueláñez es la compañía española líder en el sector de los dulces y la confitería, y actualmente comercializa una gama de productos entre los que se encuentran jellies, chocolates y bombones, caramelos o juguetes. El Grupo Migueláñez comercializa también las marcas Migueláñez Celebraciones, Migueláñez Chocolates y Picotadas (frutos secos y salados). Recientemente acaba de lanzar la marca Migueláñez Eventos. Para más información www.miguelanez.com  

ACERCA DE LA FUNDACIÓN SÍNDROME DE WEST
La Fundación Síndrome de West nace con la intención de ayudar y asesorar a los afectados por este síndrome y otros afines. Los tres pilares de la Fundación son promover la divulgación de la enfermedad, favorecer la investigación científica y llevar asesoramiento y ayuda emocional y económica a las familias afectadas por esta enfermedad rara.  Entre las principales labores están las terapias semanales (hidroterapia, musicoterapia, terapia con perro…) y el “Programa Respiro”, gracias al cual los niños disfrutan de campamentos adaptados dos veces al mes, salidas de un día, etc. y las reuniones de familias semestrales, encuentros de ayuda mutua en las que familias de toda España pueden hablar con personas que hablar su mismo lengua al estar pasando por su misma situación. Para más información www.sindromedewest.org
 
Para más información, imágenes o entrevistas:
Oficina de prensa de Migueláñez: Arturo Encinas / María Fernández
T. 91 577 5715. M. 620 993 414.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Oficina de prensa de la Fundación Síndrome de West: Cristina Herrera
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
T.91 631 90 11. M. 638 067 206 (de 7:00 a 15:00)

favoritos

favoritos-en-la-red

Contactar

 c/ Hermanos Velasco López, 1 Bis
28250 Torrelodones (Madrid) – España
TELÉFONO: 91 631 90 11

Escríbenos